Requisitos Para Comprar Una Casa En Puerto Rico

Los requisitos para comprar una casa en Puerto Rico dependen del estatus que tenga la persona antes de hacer su adquisición. Sin embargo, es un trámite que vale la pena conocer, sobre todo si ya decidiste que necesitas dejar de pagar el alquiler y comprar un hogar que sea solo tuyo.

Las compras de las casas en Puerto Rico dependen de varios factores, pues adquirir un terreno, una propiedad o construcción es una inversión grande. Puerto Rico, es una isla turística, y dependiendo del sitio que elijas, el hogar que obtienes podría ser costoso si no tienes un plan.

Índice

Es importante saber con qué cuentas a la hora de comprar, y nos referimos a tener un crédito por parte de algún banco para ayudarte a financiar la inversión. Los créditos hipotecarios son comunes hoy en día, basta con ir al banco, llenar una solicitud y obtener el financiamiento que requieres.

Créditos

Requisitos para comprar una casa en Puerto Rico
Puerto Rico

Para que te puedan dar el crédito es común que el banco quiere acceder a tus referencias y comprobantes laborales, pues para poder pagar mensual o anualmente, según sea el acuerdo al que llegues con la empresa. Cuando estás sin ingresos laborales, es improbable que te lo den.

El crédito de las hipotecas funciona poniendo derechos de tu casa a nombre del banco para anclar el préstamo al que estarás sometido. Por lo general se entregan a los clientes que cumplen con los requisitos básicos,  no debe haber un crédito ganado con anterioridad como en otros casos.

En los pagos todo influye, desde los gastos que tendrás por la factura de servicios, como luz, agua o teléfono, e incluso, la renta de algunas adquisiciones y productos. Claro está, son términos y condiciones que el banco va a plantearte y tú serás el encargado de aceptar si te conviene.

Por lo general, los préstamos dependen de los créditos que te da el banco, mientras mejor sea el crédito que tienes en tus cuentas debido a tus ingresos, tendrás más posibilidades de acceder a un préstamo alto, que ayude a pagar la inicial de una casa, o más que eso.

La idea de todo esto es encontrar un préstamo que genere bajos intereses o al menos que sea rentable a corto y mediano plazo. Si van a darte un préstamo para comprar la casa, pero eso significa que debes pagar intereses que irán creciendo hasta por 30, 40 o 50 años, no conviene.

Préstamos hipotecarios

La idea de adquirir un crédito hipotecario se hace muy atractiva para las personas más jóvenes, sobre todo porque comprenden que cuentan con muchos años de vida y trabajo para ir pagando a largo plazo por el préstamo que se les hizo. Es de mucha ayuda, siempre que se esté produciendo.

Cuando te decides por un préstamo, tienes la ventaja de que el valor cubre casi la totalidad de la casa o propiedad que estás adquiriendo, por lo que al momento no tendrás que pagar por casi nada. Si el precio es menor al préstamo, cubrirá completamente su valor, y es aún mejor.

La otra parte positiva de los préstamos hipotecarios es que es mucho más fácil de obtener que un préstamo, aunque si te han dado créditos y los pagaste a tiempo, las posibilidades de adquirir el préstamo es aún mayor, pues la entidad bancaria confía en los pagos que recibirá con el tiempo.

Si no te han dado préstamos aún, o no has adquirido un crédito, no existe ninguna limitante formal para que te nieguen la aprobación de la gestión que te propones. Sin embargo, la banca necesitará siempre un respaldo para darle validez a la transacción, como un crédito alternativo.

También existen los llamados créditos convencionales, y son muy comunes cuando el solicitante es una persona muy joven. Entonces, el banco realiza una investigación para comprobar que la persona tenga un ingreso financiero rentable y estable a largo plazo para hacer una propuesta.

Tal vez te interesaría leer sobre: Requisitos para ser preceptor en Argentina

Lo que se necesita es lograr convencerlos de que se es capaz de reunir una cierta cantidad de dinero por medios propios, así se trate de algo a futuro. Cuando una persona tiene trabajos temporales donde gana lo mínimo para mantenerse, no le será fácil hacer esta solicitud.

Un préstamo puede ser una bendición a la hora de adquirir un hogar, sobre todo si tienes trabajos prometedores, proyectos e ideas para darle forma más adelante. Es decir, puedes comprobar que en estos momentos no tienes el dinero, pero más adelante lo tendrás con mucha seguridad.

Por lo tanto, es vital dar a conocer cómo vas a enfrentar el préstamo que se te está haciendo, y si se tiene un plan si las cosas no salen como deberían. El cliente necesita estabilidad laboral, al menos uno o dos años en una empresa de renombre, y ahorros comprobables en su cuenta.

Pasos para comprar una casa en Puerto Rico

  1. Verifica el estado de la casa:

Lo primero es hacer una revisión a la casa que vas a comprar, lo mejor será que lleves a algún profesional contigo para observar lo que te están vendiendo. La idea es que sepas en qué condiciones está el lugar, todos los defectos que posea, la condición de los pisos y paredes.

Esto es importante, ya que estás pidiendo un préstamo para adquirir tu hogar, y no tiene sentido hacer un sacrificio así para quedarte es una casa que requerirá después una reparación costosa por los defectos que en su momento no viste. Procura buscar a un contratista para esto.

Los inspectores también se encargan de visualizar en qué condiciones está una casa, verifican el estado del cableado, instalaciones eléctricas, cañerías, vigas y hasta columnas. Son cosas que por lo general no ves, pero que son necesarias para que puedas vivir sin comodidad y sin riesgos.

  1. Mira tus opciones:

Querer comprar una casa no significa irte por lo primero que te vendan. Muchas personas compran lo que encuentran más rápido para evitar el momento de elección, o los meses enteros decidiendo qué es mejor hacer. Sin embargo, no es una decisión que deba tomarse a la ligera.

Compara sus características, precios, comodidades, distribución, estado de las instalaciones, sitios de interés y hasta diseño. Tienes que irte por un lugar donde estés seguro de sentirte bien por su calidad.

  1. Analiza los precios

Compara bien el precio que tienen las casas vecinas, mira tu presupuesto, saca una conclusión realista sobre si el lugar vale lo que están pidiendo por él. También, toma muy en serio el ofrecimiento que te hizo el banco, debes comprar algo que vaya con el límite del crédito.

  1. Legalidad

No firmes nada hasta estar seguro de que lo que estás adquiriendo cumple con toda la normativa legal, pues es factible estar en problemas si no lees bien los documentos de la propiedad en venta a tiempo.

Puedes ir asesorado por un abogado, que pueda revisar los orígenes del terreno, si posee o no los permisos de la municipalidad para la construcción y las transacciones. Comprar una casa que tiene problemas legales puede comprometer el financiamiento del banco y obligarte a pagar más dinero.

  1. No des información antes de tiempo

No es recomendable que el banco se entere de los estatus de tus créditos, no antes de haber elegido cuál es el que va a prestarse para financiar tu casa. Protege bien tus ganancias y piensa en la ventaja que obtendrás.

  1. Monto de la hipoteca

No te asustes por el monto que tenga la hipoteca, se trata de un plan que está hecho para que lo pagues a un largo plazo, y por ende, esto no debe limitar tu compra o tu visión para adquirir un hogar según tus gustos y proyecciones.

¿Cuánto cuesta comprar una casa en Puerto Rico?

Puerto Rico vive una crisis financiera desde hace unos cuantos años, y se ha ido pronunciando con el tiempo. Por lo tanto, los precios de las propiedades han disminuido considerablemente debido a esta tendencia. Los problemas hacen que adquirir una vivienda sea cada vez más difícil.

Por lo tanto, lo que puedes encontrar es un mercado de casas que se va haciendo muy pequeño, y con una cantidad reducida de clientes. Los precios se sitúan, dependiendo del lugar en donde estén y de las comodidades que ofrezcan, entre los 85.000 USD y los 100.000 USD, cuando antes tenían precios de 150.000 a 300.000 USD.

El monto de las hipotecas suele ser de 100.000 USD, lo suficiente como para cubrir una casa de precio regular en la isla. Con ese monto tienes aún espacio para hacer tus elecciones, para buscar lo que te conviene más, y optar por la casa que necesitas, sin pasarte del monto del banco.

Sin embargo, hay que tomar muy en serio la idea de que existen en lugares emblemáticos y construcciones realmente lujosas, con terrenos inmensos, acceso a playas o clubes privados y con construcciones modernas y personalizadas, y sus precios llegan hasta los 300.000 o 400.000 USD.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir